Transició. 2010

transicio-personatges-obres

cartell.dictadura.transicio.democraciaCATALÀ
Novembre de 1978. La constitució española és a punt d’aprovar-se. Uns la troben fluixa. Els altres, suficient. Els altres, excessiva. Les decisions s’han hagut de prendre amb relativa pressa. O amb molta pressa. Des de la televisió nacional encara s’emeten els programes que existien fa poc més de tres anys. Els estudis de Miramar, tot i que es repartien entre els platós de l’Hospitalet i Esplugues, es trasladaran en breu a Sant Cugat. Una proposta agosarada fa venir a la Montserrat a dirigir el primer programa del circuit català obert a tot l’estat. Un es pregunta si hi va haver prou temps per decidir les lleis, en definitiva, la constitució que ens havia de regir, com a mínim, per als següents trenta anys. Potser algú, enmig de la reunió va pensar: “Deixem-ho així, de moment, que no està massa malament i agrada més o menys a tothom i d’aquí uns anys ja ho canviaran segons els convingui”.


 


CRÍTICA DE TEATRO
«Dictadura-Transició- Democràcia». Creación y dir.: Xavier Albertí, Lluïsa Cunillé, Roger Bernat, Jordi Casanovas, Nao Albert, Marcel Borràs. Intérpretes: Biel Durán, Jordi Figueras, Nao Albert, Marcel Borràs, Lina Lambert, Clara Cols, Juan Navarro. Teatre Lliure, 8-IV
SERGI DORIA – ABC
“… A estas alturas del «Memory boom» hispano-catalán, con series como «Cuéntame» o «Temps de silenci», reportajes y producciones de la «Memoria Histórica», ofrecer una panoràmica «Dictadura-Transición-Democràcia» teatral no es muy original. Si «quien mucho abarca poco aprieta», condensar cuarenta años en una hora provoca que la atomización de hechos priorice el impacto emocional sobre la reflexión…”

“… La Transición corre mejor suerte. Jordi Casanovas la sitúa en un plató de TVE. Una realizadora catalana quiere aprovechar la recién estrenada libertad añadiendo contenidos rompedores al programa donde actúan Los Pecos. Topará con las órdenes de arriba y un equipo que prefiere lo posible a lo todavía utópico. El mejor episodio de los cuatro. Otra revelación: la presentadora, que podría ser la Mercedes Milà de entonces, asegura que cuando mande su generación la televisión mejorará. (Hoy tenemos «Gran Hermano», fútbol a todas horas y telebasura)…”

—-

JOSÉ CARLOS SORRIBES – ELPERIODICO
BARCELONA

Propuestas como Dictadura-Transició-Democràcia merecen el aplauso por el solo hecho de haberse planteado. Àlex Rigola convocó a creadores cercanos al Lliure para que, en un cuádruple ejercicio, echaran una mirada a la España del año de su nacimiento. Así, la pareja Xavier Albertí-Lluïsa Cunillé despacha un fresco costumbrista de 1962, Roger Bernat recupera el concierto de Raimon en la universidad de Madrid en 1968, Jordi Casanovas entra en la transición con un programa televisivo del circuito catalán de 1976, y el dúo Nao Albet-Marcel Borràs viaja al agitado País Vasco de finales de 1989.
Los cuatro cuadros representan un sugerente tour de force para el espectador, quien además debe cambiar de ubicación para seguirlos por diferentes, y atractivos, espacios de la sala Fabià Puigserver. Es más, forma parte del concierto de Raimon sentado en una moqueta delante de un escenario vacío y rodeado de pancartas reivindicativas.
“… El reto coge vuelo con Jordi Casanovas y su programa Directo de noche, de entrevistas y música, con una directora a lo Montserrat Roig y un presentador a lo José María Íñigo. Casanovas dibuja con buen tino esos primeros años de la transición. Además, tampoco falta una imitación hilarante de Los Pecos a cargo de Albet y Borràs, abanderados del excelente trabajo de todos los actores…”

—-

CRÍTICA DE TEATRO Sugestivo retablo
Dictadura-Transició-Democràcia /  Lugar y fecha: Teatre Lliure (8/ IV/ 2010)

JOAN-ANTON BENACH – LA VANGUARDIA
Anteayer se anunciaba explícitamente y su título, por lo demás, no admite dudas: Dictadura-Transició-Democràcia, la última y ambiciosa producción del Lliure, se inscribe en un tipo de teatro político, hasta hoy poco proclive a dramatizar la historia reciente del país y, en concreto, la etapa que se abría al morir Franco.

“…Diez años después, en 1978, los estudios de Miramar registraban algunos cambios sustanciales en la programación televisiva para Catalunya. Jordi Casanovas (Vilafranca del Penedès, 1978), muy bien documentado, imagina lo que pudo ser, sin embargo, una primera emisión desde Montjuïcpara toda España. En Directo de noche aparece la mano de la censura franquista, como la garra de un moribundo insepulto. El episodio, propio de la transición, es un relajo entre patético y divertido, muy bien resuelto…”